Sal i fum logo
drunch

Drunch: la nueva tendencia gastronómica en España

Drunch es un no parar de comer. Es la primera norma que hay que seguir: ir con mucha hambre. Y es que cuando parece que has terminado del todo, como en toda comida, queda siempre un huequito para el postre. 

Por eso, desde Sal i Fum queremos que te des un capricho los fines de semana, vacaciones o un día especial y te introducimos a este fantástico mundo para que disfrutes de los platos más ricos. 

 

¿Qué es el drunch? 

La palabra drunch está formada por los términos “dinner” y “lunch”. El horario de este momento gastronómico que se ha puesto de moda va desde las 18 horas hasta las 21 aproximadamente, y es la versión moderna de la merienda-cena de toda la vida. 

Está compuesto por raciones pequeñas, bocados mini, de recetas suculentas pero informales, puesto que la idea es compartir el horario afterwork con los compañeros y amigos. Se trata, para entendernos, de una especie de merienda algo más sofisticada que el típico sándwich de media tarde, la tostada o el bocadillo y que se presenta en mini raciones degustación para compartir. Debido a la hora en la que se practica, es bienvenido el alcohol que debe maridar con el tipo de comida. 

 

Diferencias entre el drunch y el brunch 

Si el brunch se toma entre las 11.00 y las 13.00, el drunch se disfruta entre las 18.00 y las 21.00 horas. Y este ofrece a los comensales la oportunidad de degustar platos en miniatura en un ambiente relajado y social. 

Un brunch es un almuerzo y un drunch es una merienda-cena. Aunque una de las características del drunch es que se acompaña de bebidas alcohólicas como cervezas, vinos o cócteles. 

El desayuno o tentempié es más formal, incluso a lo que a vestimenta se refiere, mientras que la merienda-cena es más desenfadado, divertido y no tiene la rigidez de códigos de vestimenta. 

 

Tips para organizar un buen drunch 

Recibir una invitación u organizar un brunch crea una expectativa de pasarlo bien y comer rico. Por ello es importante tener en cuenta aspectos como: 

  • Planifica un menú variado incluyendo opciones dulces y saladas, incluye opciones para diferentes preferencias alimenticias, equilibra entre platos fríos y calientes e incluye diversidad de bebidas. 
  • Prepara una lista de compras con antelación, no olvides los detalles decorativos. 
  • Crea un ambiente acogedor con una decoración temática o estacional, utiliza vajilla y utensilios coordinados para una presentación elegante y especial. Añade toques especiales como flores frescas o velas, para realzar la atmósfera. 
  • Acomoda los asientos de manera cómoda y accesible y coloca la comida de manera estratégica para facilitar el acceso de los invitados. Crea estaciones interactivas como una barra de toppings, cócteles y cafés para escoger. 
  • Selecciona una lista de música agradable y adecuada para la ocasión, ajusta el volumen para que se pueda conversar gratamente. 
  • Y por último, disfruta con tus invitados, participa activamente y disfruta del tiempo con ellos. Sé flexible y relájate para que todos se sientan cómodos. 

Junta dulce con salado 

Los polos opuestos se atraen y quizá lo mismo ocurre con los sabores. La combinación de sabores dulces y salados es una tradición muy antigua de influencia oriental, las combinaciones son innumerables y se pueden ver como aperitivos, entrantes, ensaladas, acompañando platos principales o en postres. 

Bebida a elegir para un buen drunch 

Las propuestas que se debe presentar a la llegada son bebidas que se pueden servir como aperitivo, como puede ser el vermú, una copa de champán, una cerveza o un vino, aunque hemos de pensar también en aquellas personas que no beben alcohol para que disfruten con agua de sabor como hibiscus o lima, zumos, batidos, bebidas refrescantes, kombucha o limonadas. 

Por otra parte, es importante tener seleccionados los cócteles que se van a ofrecer como Apperol Spritz, un Negroni, un Martini Expreso o un margarita. 

 

Beneficios de cenar pronto con un drunch 

Además, el drunch puede ser una opción saludable, dependiendo de lo que comas y bebas, claro. Nos referimos sobre todo a la hora en la que ingieres la última comida del día, que en España suele ser demasiado tarde, haciendo que te vayas a la cama cuando todavía no has hecho la digestión, lo que interfiere en la calidad del sueño. Las cenas tardías se han vinculado con problemas digestivos debido al escaso tiempo entre la comida y el momento de acostarse, generando inflamación y dificultando el proceso digestivo. 

Espaciar al máximo la hora de la cena con la de descanso influye en la capacidad metabólica de cada individuo, ayudando significativamente a no ganar peso, además de gozar de una mejor calidad de sueño. 

 

Especialistas recomiendan el drunch 

El drunch es una opción para una cena temprana que fusiona la comida y la cena en un solo evento, diseñado para fomentar la socialización mientras se disfruta de la gastronomía española en pequeñas porciones.

Con la llegada del buen tiempo, las terrazas de las grandes ciudades se convierten en el escenario ideal para disfrutar de este innovador concepto gastronómico, que está ganando popularidad en los establecimientos españoles y favorece la cohesión entre amigos y compañeros de trabajo.

Además de la variedad culinaria y el ambiente relajado, los nutricionistas señalan que una de las ventajas del drunch es cenar más temprano, lo que facilita una mejor digestión y evita los efectos negativos de acostarse inmediatamente después de comer.

Prueba tipos de cocina diferentes en Sal i Fum, ya que cocinamos libremente y con imaginación

¡Conócenos!  

×